EL VIENTO DE TARIFA

El tiempo me condiciona mucho a la hora de hacer planes. ¿Os pasa lo mismo? Casi siempre busco el sol y el mar incluso en invierno. Me dijeron: especialízate en destinos de playa y, no es mala idea. Podéis imaginar mi última aventura. Lo vivo tan "a mi manera" que puede que no resulte interesante pero he descubierto un destino que fuera de temporada me aporta lo que necesito (a pesar de un pequeño detalle que puede cambiar tus días).
¿Habéis experimentado la sensación de caminar por una playa inmensa en soledad? ¿Habéis descubierto la sensación de libertad que te da el vientazo cuando te lleva en volandas por una playa idílica con mucha luz? Ya he dicho las palabras clave: viento y luz. Sí, el viento de Tarifa.

Exterior del Hotel Tres Mares

Tarifa con su viento (que no falte) pero sin gente, sin atascos y con una paz que engancha. No es lo normal disfrutar este lugar sin su ambiente pero alguien debe valorar lo diferente. No esperes que te informe de los sitios famosos de copeteo ni los chiringuitos de moda. Tarifa te sorprende y tienes que dejarte llevar.

Visión de la playa un día de mucho viento

Paisaje de surf en la playa de Valdevaqueros

Lo primero que me sorprendió fue comprobar como poco a poco ves que la playa (en principio vacía) se llena de gente practicando Kitesurf en cuestión de minutos. Te recomendaré que disfrutes de las vistas en la playa de Valdevaqueros (una de las playas de Tarifa) observando a todos los que practican este deporte. Tienes entretenimiento asegurado. De verdad que hay veces que piensas que es un espectáculo y que en  pocos sitios lo puedes ver. Te lías a hacer fotos y cuando llegas a casa te das cuenta de las miles que tienes casi iguales. Pero las haces porque es  el #Tarifastyle (el estilo de Tarifa).

Paisaje de surf en el mar

Intenta subir a la duna de la playa de Bolonia (otra playa de Tarifa) para observar el paisaje desde otra perspectiva. Yo me quedé con las ganas de llegar hasta el final pero no desespero. Además de esta duna famosa, puedes visitar las ruinas de Baelo Claudia con vistas a la playa. Al verlo por primera vez te llama la atención porque piensas en el sitio tan privilegiado que tienen e inmediatamente lo inmortalizas porque sabes que es una estampa poco común.

La Donna se queda a mitad de camino de la Duna en la playa de Bolonia

Playa de Bolonia

Playa de Bolonia

Paisaje de las ruinas de Baelo Claudia con la duna de la playa de Bolonia al fondo

Subir a Punta Paloma es algo habitual. Ahí descubres la carretera famosa que tienen que cortar cuando hace mucho temporal porque se llena de arena y siempre sale en las noticias. Además de decirte que es visita obligada, te voy a sugerir que lo hagas a primera hora de la mañana para ver el paisaje (playa de Valdevaqueros) y la inmensidad del mar con una luz impresionante que se refleja en la arena dorada y fina. Me encanta pasear por esta zona cuando se nota que todavía no subió nadie para hacerse fotos. El viento te lleva, los pelos se alborotan pero es una sensación de libertad total.

Carretera de Punta Paloma rodeada por ambos lados de arena

La Donna en el duna de Punta Paloma

Vista de la playa de Valdevaqueros desde Punta Paloma por la mañana.

vista de la playa de Valdevaqueros desde Punta Paloma

Sube de nuevo antes de la puesta de sol y disfruta un rato largo del atardecer. Te gustará. Sensación de paz.

La Donna disfrutando de la vista desde Punta Paloma

Otra cosa que sin duda no debes perderte es la puesta de sol de cada día. Es uno de los placeres de la vida gratuitos y en Tarifa tienes otro espectáculo asegurado. En la playa de los Lances (Tarifa pueblo) verás como el sol se funde con el mar con un color espectacular. Fijo que te enamoras de esta postal.

Atardecer en la playa de los Lances

Puesta de Sol en la playa de los Lances

Lo bueno sería tener tiempo y hacer un recorrido por toda la Costa de la Luz. No hay mucha distancia entre los puntos turísticos relevantes y anima para descubrir todas las playas, sitios para comer y todos los pueblos con encanto que tiene la provincia de Cádiz. Me quedo con Vejer de la Frontera porque tiene mucho encanto y se come estupendamente y Conil de la Frontera por su ambientazo, sus tiendas y su buena gastronomía.

La Donna en el pueblo de Vejer de la Frontera

Las sombrillas en la playa de los Lances

Interior del Chiringuito de Carbones 13 en la playa de los Lances

No te vayas sin perderte por sus callejuelas blancas, llegar hasta Punta Tarifa para ver lo cerca que estamos  del continente africano y ver la zona del Estrecho, disfrutar de su tapeo o realizar compras en alguna de sus tiendas con mucho encanto que tienen. Sin olvidar que es el paraíso de las tiendas de los amantes del surf. 

Callejuela de Tarifa

Vista de Punta Tarifa con el continente africano al fondo

Tartar de Atún en el Chiringuito Tangana

Me encanta el viento de Tarifa (a ratos), me encanta el paisaje de la Costa de la Luz, me encanta desconectar en mi "Mini Tailandia" y disfrutar rodeada de vegetación, me encanta el Tartar de Atún del chiringuito Tangana, me divierte la puesta de sol desde el Tumbao, me encantan las callejuelas de Tarifa, me encanta el pueblo blanco de Vejer, me encantan las playas idílicas e inmensas rodeadas de montañas y naturaleza, me encanta la luz que hay en estas playas, me encanta el bronceado que pillas en cuatro días sin pasar calor, me encanta el chiringuito de Carbones 13, me gusta la sensación que me transmite Tarifa y me gusta recordarla siempre que puedo.

Hay muchos pueblos blancos pero no son todos iguales. Me voy pero te juro (no sé si mañana) que volveré.

La Donna en la playa de Valdevaqueros


¿Te animas?

Comentarios

  1. Que maravillas de imágenes! Desde luego es una pequeña Tailandia. Y que cerca de tiene ...precioso artículo 💙. Besos Elisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elisa. Tú lo tienes más cerca incluso. ¡Es un paraíso que debemos disfrutar!Besazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Espero tu comentario